¿QUÉ ES LA TERAPIA GESTALT?

La Terapia Gestalt surge después de la Segunda Guerra Mundial por Fritz Perls y su esposa Laura. Es una corriente dentro de la psicología humanista que se caracteriza porque considera que la persona cuenta con todos los recursos necesarios y suficientes para ser feliz.

Otros autores, como Claudio Naranjo, añaden que es más que una terapia, es una filosofía, una filosofía de vida, que podemos explicar en tres principios:

Gestalt ArticuloAQUÍ Y AHORA. Se valora la actualidad, es decir, el presente, lo que a la persona le está ocurriendo en este momento de su vida.

DARNOS CUENTA. Se valora la atención y aceptación de la experiencia. Se busca desarrollar la capacidad para percatarnos de lo que está sucediendo dentro de nosotros y en el mundo que nos rodea. Se trata de ponerse en contacto con uno mismo y darse cuenta de lo que realmente siento y deseo.

RESPONSABILIDAD. La responsabilidad no es un deber, es un hecho. Somos responsables de nosotros mismos queramos o no. La Terapia Gestalt acentúa la conciencia de esta realidad con una permanente invitación a que la persona se responsabilice de lo que está haciendo, sintiendo, evitando o negando, deseando, inhibiendo, etc. Es difícil concebir el crecimiento o la maduración sin incorporar esta actitud de responsabilidad.

El objetivo de la Terapia Gestalt es ayudar a la persona, haciéndola más consciente de cómo ha llegado hasta el punto en el que se encuentra y cómo aprender a hacer de otras maneras, devolviéndole la capacidad de elegir que opción quiere tomar para afrontar la vida, ampliar el campo de posibilidades y dejar de reducirla a una o unas pocas opciones que, además, ya le han dejado de funcionar. Gracias a esto, la persona puede conocerse mejor, re descubrirse como una persona más completa.